Emprende a conciencia

Existen diferentes formas de crear una nueva empresa pero la que siempre funciona es aquella que parte del “ser” y no del “tener”.

 Imagen gratuita de pixabay.com

Imagen gratuita de pixabay.com


Esta idea tiene mucho que ver con el significado del título de esta web “Emprender a conciencia”. 

Emprender es un medio para expresar la energía creativa que bulle en tu interior y no medio para enriquecerte.

Si emprendes desde el descubrimiento de lo que deseas ser, tendrás la fuerza necesaria para actuar de una manera coherente con lo que eres. Desde este esfuerzo el resultado estará alineado con múltiples formas de riqueza, entre ellas la del dinero, pero no sólo con esta.

 

Emprender es como jugar al ajedrez 

Puedes abordar la tarea de emprender haciendo sacrificios pero no con sacrilegios como cuando juegas al ajedrez. En el ajedrez siempre hay que tener en cuenta la jerarquía de piezas para jugar con eficacia:

  • Haces un sacrilegio cuando cedes una posición ventajosa con tal de comerte las piezas del adversario.
  • Pero sólo haces un sacrificio cuando renuncias a una pieza relativa con tal de alcanzar una posición ventajosa con respecto a tu adversario.

Si emprendes para “tener” estás haciendo un sacrilegio, dado que la presión hará que tus acciones no estén alineadas con lo que sabes hacer; con lo que forma parte de ti. La energía que hay detrás del deseo de enriquecerte es una frecuencia que vibra en la carencia y la escasez.  Es vivir de fuera (tener) hacia adentro (ser) y esto es un camino poco acertado para el éxito.


Sin embargo, si emprendes desde el ser, el tiempo y el esfuerzo dedicado son “sacrificios” que valdrán la pena, dado que te permitirán expresarte de forma auténtica. Vivir de dentro (ser) hacia afuera (tener) es vivir con conciencia, siendo lo que deseas ser. Y esa fuerza te empujará a actuar de una manera coherente con lo que eres y el resultado de ello será la riqueza (tener). 

Nota: símil inspirado en la lectura del libro “La empresa consciente”, de Fredy Kofman

Las personas que actúan desde el Ser suelen ser carismáticos líderes y en el mundo de la innovación y el emprendimiento hay unos cuantos muy relevantes como Steve Jobs (Apple), Jeff Bezos (amazon), Mark Zuckerberg (facebok), Elon Musk (tesla)… El orden es Ser > hacer > Tener así es como empresas como Apple, que un día fueron startups proyectan su significado. Tómate tu tiempo para ver el ver el video de Simon Sinek en donde cuenta cómo los grandes líderes inspiran la acción y entiende lo que te digo.

 

Fracasa rápido

A veces me pregunto por qué hay tantos emprendedores que cuentan sus historias y sensaciones al emprender. Uno podría pensar que leer aquellas historias sobre los que tienen éxito es más interesante que leer las de los emprendedores que no llegan a montar sus empresas. Sin embargo todos aprendemos más de los errores que de los éxitos. Y el concepto de fracaso es algo que sigue generando ríos de tinta en el ámbito de los emprendedores.
J. K. Rowling, la famosa escritora de la saga de Harry Potter, entre otros libros,  dice que lo que más temía cuando era joven no era la pobreza, sino el fracaso. Ella asegura que fracasar le ayudó a descubrir que tenía más tesón y paciencia de la que jamás hubiera conocido y que fracasar nos ayuda a focalizar toda nuestra energía en terminar aquello que se nos proponemos y en optimizar el esfuerzo.
Dedica un rato a ver el vídeo de J.K. Rowling. "The Fringe Benefits of Failure" que se puede traducir como “los beneficios suplementarios del fracaso”. En este vídeo explica por qué fracasar tiene sus beneficios de una forma muy personal, basándose en su propia historia que sin duda es apasionante.

Uno de los mensajes que más me llaman es cuando dice que la persona que no siente miedo de algo es que ya ha fracasado porque simplemente tiene una vida en la que no se ha expuesto a nada nuevo.

A nadie le gusta fracasar, pero para tener éxito primero hay que superar la cortina de humo que te impide avanzar y por qué no fracasar algunas veces. Nadie puede tener éxito en todo...

Los inversores en EEUU preguntan habitualmente al emprendedor cuántas veces ha fracasado. Hay algunos que no invierten en emprendedores que no lo hayan hecho. La famosa frase “fracasa rápido” tiene mucho sentido, duele menos y aprendes a adquirir lo que te haga falta para tener éxito la próxima vez…

 

Para ser emprendedor necesitas creer en ti mismo

El camino de emprendedor está irremediablemente unido a un trabajo de desarrollo personal que le obliga a conocerse y entenderse mejor. Emprender hace que evoluciones y crezcas enormemente como persona en poco tiempo, tengas éxito o fracases. 

Emprender A conciencia significa entender tus capacidades y limitaciones lo más rápidamente posible y aprender a superarlas.

Emprender te abre la mente, te permite creer en los valores que sustentan tu esfuerzo. Y es que no existe emprendedor de éxito que no haya creído en sí mismo; en sus dones, sus inquietudes, en su capacidad y su energía... que en definitiva supere su tendencia a tener una actitud destructiva ante la vida para darse una oportunidad.

Todos tenemos momentos en los que nos gustaría meternos debajo de la almohada para no enfrentarnos con nuestros miedos y con las dificultades que esta vida te plantea. Yo siempre digo a los que me piden consejo: Tienes dos opciones en este instante; o quejarte de tu infortunio (y me da igual cual sea) o luchar por superarte, por crear un mundo mejor para ti y para el mundo (vuelvo de nuevo al Ser). Un verdadero emprendedor siempre elije la segunda.

La riqueza interior siempre se expresa a través del cómo haces las cosas, confía en tu intuición y verás cómo sale bien.

Desde aquí no animo a emprender a la gente sino a vivir apasionadamente. Y si para ello has de cambiar de rumbo y emprender, hazlo pero asume primero que igual no va a ser un camino de rosas.