Emprender se empieza por una idea

Muchas personas creen que el corazón de una startup es una idea trascendental que quiera cambiar el mundo, que sea diferencial, única, etc.

 Imagen gratuita de pixabay.com

Imagen gratuita de pixabay.com

Pero resulta que esto no es cierto, la idea es lo de menos, lo que importa es la tracción. 

¿Sabes cuál es el lema que pronuncian al unísono los directivos de TechStars en las sesiones de presentación de ideas? “We love you but your idea sucks."

Y es que la gran mayoría de los emprendedores que han tenido éxito empezaron con una idea que nunca salió adelante, pero que les condujo hacia la que sí tenía sentido lanzar. Algunas veces se trata de la misma tecnología pero adaptada a un segmento radicalmente diferente, pero en otro casos, la idea origina no tiene nada que ver con lo que al final triunfó.
El proceso de búsqueda de una idea es un proceso de descubrimiento iterativo y te puede conducir a un tipo de empresa que nunca hubieses adivinado al principio como a por ejemplo…

  • Flickr: Querían construir un video juego

  • Paypal: Se diseñó como modelo de pago de un tipo de PDAs

  • Twitter: Iba a ser empresa de podcasting

  • Hotmail: Desarrollaban una nueva base de datos

  • Wikipedia: Iba a ser escrita por expertos solamente

 

Desarrolla tu creatividad al máximo

No necesitas una razón concreta para buscar problemas o intentar encontrar nuevas vías de solución a problemas existentes. Si simplemente quieres saber y, sobretodo, conocer el porqué de las cosas significa que eres una persona creativa.
La creatividad es la capacidad de imaginar o inventar algo nuevo. Todos tenemos hacer crecer o desarrollar la creatividad, pero muchos de nosotros hemos olvidado este hábito debido a un exceso de uso del pensamiento racional en la resolución de problemas.
Si quieres potenciar tu creatividad hazte preguntas abiertas que no limiten las respuestas, y que te hagan explorar nuevas oportunidades no vistas en un principio.

Una persona creativa… ejercita la curiosidad, disfruta planteándote nuevos retos y persevera

Los problemas son una fuente para descubrir nuevas oportunidades y una actitud positiva ante ellos dispara la creatividad. Pero el interés y la motivación que te despierte una idea son mucho más importantes que la idea en sí. Entre otras cosas has de valorar que la idea que decidas poner en marcha te apasione.

 

Valida tu idea

No tengas miedo de contar tu idea, ¿Crees que te van a copiar? Lo que importa es la ejecución de la misma, cómo llevas a mercado esa idea. Muy probablemente tu idea no sea nueva y hoy existan unos cuantos equipos de proyecto intentando algo parecido, pero no igual.

"Uno puede robar ideas, pero nadie puede robar la pasión del emprendedor que la lanza".

Por ejemplo ¿Sabías que Facebook no era la primera red social que se lanzaba al mercado? La idea ya existía. ¿Qué hizo bien Facebook comparado con su competidor más fuerte en aquél momento (MySpace)? La estrategia de lanzamiento; cómo consiguió sustituir la dirección de correo electrónico de Harvard por un perfil en su web, y cómo fue conquistando universidades, asociaciones de antiguos alumnos y otros nichos antes de abrir al gran público. Todos querían estar en “The Facebook”, que así se llamaba entonces. La estrategia de crecimiento de Facebook es una estrategia basada ser el sentimiento de recurso escaso o scarcity. Pero esa es otra historia que te contaré en otro post.

Los innovadores son personas lo suficientemente fuertes y valientes como para aceptar que se rían de ellos.

La idea es necesaria pero no es suficiente para emprender; es un punto de partida. Un problema que valga la pena ser resuelto responde afirmativamente a estas tres cuestiones:

  1. Es algo que la gente quiere (must-have)

  2. Es algo que es factible (feasible)

  3. La gente que lo quiere está dispuesto a pagar por ello (viable)

Puede que ahora no sepas si tu idea de proyecto cumple con alguna de estas condiciones. Para validar la primera condición es imprescindible que cuentes tu idea a cuantas más personas mejor y comprueba que tu idea le importa a alguien. Para ello aborda entrevistas de problema.

 

Pivota tu idea

Para crear una startup de éxito hay que testear, probar y cambiar rápidamente aquello que no funciona. Solamente después de miles de pequeños y a veces grandes ajustes parece que llega el éxito. Startups como airbnb han desarrollado su propio panel de experimentos que sigue siendo la clave de su estrategia.. Para saber más sobre este panel y cómo esta exitosa startup experimenta lee este post.

Esto es lo que se suele llamar hacer un “pivot” o iteración del modelo de negocio gracias a un aprendizaje validado. Pero ojo un pivote no justificado en cuanto a aprendizaje se refiere es una estrategia disfrazada en “a ver qué se pega“.
El deseo de cambiar de idea basándose en datos es un signo de un emprendedor competente, no uno débil. Por cierto ¿sabes lo que Paul Graham – co-founder Ycombinator cuenta de los fundadores de airbnb? 

“Seleccionamos a AirBnB porque nos demostraron que eran cucarachas capaces de resistir el invierno nuclear” Paul Graham – co-founder Ycombinator (entre otros)

Se cucaracha, no unicornio. ¡Esta diferenciación también te la contaré en algún momento!