La necesidad de suplir Lean Startup con Design Thinking

Las metodologías Lean son fundamentales en la creación de una startup ya que establecen una serie de procesos para construir el modelo de negocio en base al aprendizaje validado, minimizando el riesgo inherente de construir algo que nadie quiere.

 Imagen gratuita de pixabay.com

Imagen gratuita de pixabay.com

Pero las metodologías Lean no se han de aplicar aisladamente, dado que se corre el riesgo de entrar en un loop infinito de validación que no conduzca al emprendedor a un producto exitoso.

El arte de emprender con efectividad estriba en aplicar Lean junto con y el desarrollo ágil pero además diseñando con las técnicas y herramientas que provee la metodología de Design Thinking.

¿Cuándo, cómo y porqué aplicar cada una de ellas? 

 

El radical cambio en el proceso de diseño

Hace no muchos años la construcción de nuevos productos y servicios se hacía de una forma muy diferente a cómo se hace ahora. Antes se arrancaba con la elaboración de un plan de negocio que analizaba la viabilidad del nuevo producto en el mercado. Una vez aceptado el presupuesto, se montaba el equipo y se procedía a ejecutar un proceso de desarrollo en cascada del producto dentro de la empresa. Finalmente el equipo de marketing realizaba el diseño del packaging y el plan de distribución, y el cliente se “enfrentaba” al nuevo producto en su lanzamiento. A lo largo de este proceso se ejecutaba la estrategia que inicialmente se había definido el plan de negocio y la duración de todo este trabajo era de varios meses como mínimo. Las bases del éxito estaban fundamentadas en el posicionamiento en el mercado y sobretodo en la capacidad para invertir en este proceso de innovación que debido a su coste. Sólo unas pocas empresas tenían la capacidad de hacerlo.
Hoy el mundo va mucho más deprisa, y las empresas que lanzan nuevos productos disruptivos a mercado lo hacen desde una aproximación muy diferente. Startups estás compitiendo con éxito con empresas establecidas y están desplazando y/o creando nuevos segmentos de mercado, rompiendo es status quo. Ya no hace falta que tengas una posición dominante y tengas dinero para invertir en innovación; la innovación se está produciendo en sitios insospechados y por equipos sin experiencia anterior.

La Estrategia está muerta, viva la experiencia del cliente

 

El proceso de innovación de hoy está fundamentado en la capacidad de observación y aprendizaje y en la construcción de mínimos productos viables -MVPs para la experimentación y validación. El lanzamiento del producto se hace a pequeña escala y de forma temprana, y sólo cuando se haya validado de mercado se aborda un lanzamiento a lo grande.
Empieza por el diseño de un Canvas del modelo de negoocio como se explica: en Diseño del modelo de negocio, ¿Qué canvas utilizo? Y aparte de salir a la calle a validar tus ideas, aplica herramientas de diseño que te ayuden a entender la experiencia del usuario (user Experience-UX)

 
 

Herramientas del design thinking que complementan Lean Startup

En la innovación de nuevos productos y servicios se buscan enfoques creativos para resolución de problemas y para ello se aplican técnicas de pensamiento creativo. Una de las metodologías más famosas para ello es el design Thinking.
Esta metodología sienta las bases del proceso creativo arrancando con la obtención de una comprensión clara de la situación antes de progresar en la definición del problema y en la identificación de las acciones para resolverlo.
Existe un sinfín de herramientas de diseño muy útiles en una startup. No existe una mejor que otra, la clave está en aplicarlas en el momento adecuado. La elaboración de este trabajo de diseño ha de hacerse en paralelo a la realización de entrevistas de problema y entrevistas de solución con potenciales clientes, como sugiere las metodologías Lean.

Si clasificamos el proceso de diseño de producto como:

Entender la situación > Definir el problema > Identificar la Solución

Te recomiendo las siguientes herramientas que nos ofrece el desigh thinking…

 

1) Entender la situación

Para entender la situación se investigan el origen de las causas, se analiza en detalle las perspectivas de todos los stakeholders vinculados con la situación y para ello se pueden utilizar las herramientas que se describen a continuación. 
Perfil de Persona: elaboración de una ficha de una o dos hojas con la descripción de cada arquetipo de cliente o usuario potencial. Se describen las características del individuo como por ejemplo qué ve, hace piensa, siente. 
Puedes leer un caso de uso de Personas aquí

 

2) Definir el problema

Después de investigar toca definir el problema lo mejor posible. El típico error del emprendedor novato es no ser capaz de sintetizar éste en pocas palabras.
Narración de historias (Storytelling): es una breve descripción de cómo un usuario/cliente interactuaría hoy en día con lo que has identificado en el análisis de la situación. Esta herramienta ayuda a contextualizar la experiencia de ese usuario, e idear cuáles podrían ser las posibles soluciones que le podemos ofrecer.
Lee un caso de uso de cómo se utiliza en storytelling en el diseño de productos aquí

 

3) Identificar la Solución

Una vez que hemos entendido el problema en profundidad, sólo entonces podemos diseñar la solución más efectiva y diferencial. 
Mapa de ciclo de vida del Cliente (Customer Journey Mapping): Es una representación de la experiencia de cliente cuando interacciona con tu producto servicio. Te permite entender la relación de los primeros clientes antes, durante y después de su uso y ayuda a identificar las funcionalidades mínimas que representan la oferta de valor y que por tanto hay que dejar en el MPV que se diseñe. En estados avanzados de diseño también se utiliza esta herramienta para optimizar el proceso de captación y adopción de nuevos clientes.
Puedes ver un ejemplo de un mapa del ciclo de vida del cliente aquí