Liderazgo: lo que no nadie te ha contado sobre cómo se consigue ser un verdadero líder

 Imagen de pixabay

Imagen de pixabay

El liderazgo en las empresas - Líderes VUCA

Muchas empresas están muy preocupadas por el desarrollo del liderazgo de directivos y managers como palanca clave del proceso de cambio que implica la transformación digital. Pero ¿Por qué el Agilismo está tan asociado a esta visión del líder de la nueva era? Porque en tiempos difíciles es preciso agilidad en la toma de decisiones. La efectividad del liderazgo individual y colectivo hace que la empresa tenga éxito en los cambios que se propone hacer.

Bob Johansen, autor del libro “Leaders Make the Future” dice que los líderes de hoy son las personas que desarrollan las capacidades de lidiar la complejidad de un mundo VUCA[*1], siendo capaz de tener visión en la Volatilidad, comprender en la Incertidumbre, aclarar la Complejidad y sortear la Ambigüedad ágilmente. En este libro se aporta una definición positiva del concepto VUCA asegurando que además de una amenaza es una oportunidad, dado que:

  • La volatilidad puede devenir en Visión

  • La incertidumbre puede conducir a la Comprensión

  • La complejidad puede ceder a la Claridad y

  • La ambigüedad puede ser la oportunidad para ser Ágil

[*1] VUCA son las siglas de Volatility, Uncertainty, Complexity and Ambiguity es decir volatilidad, incentidumbre, complejidad y ambigüedad.

Comparto una presentación que hice sobre este asunto en donde se propone el programa de formación que impartí sobre este tema:

 

El liderazgo mal entendido

Hay personas que creen que liderar es “laissez-faire” o dejar-hacer, es decir: ejercer la libertad más amplia posible como base de la colaboración en un equipo. Yo creo que tanta laxitud no es más que un reflejo de la negligencia del líder, que se ve sobrepasado en el ejercicio de sus funciones, dada la dificultad que existe hoy en día de ser un verdadero líder.

Este tipo de liderazgo inmaduro nace como contraposición al liderazgo basado en la autoridad o el servicio. El líder autoritario, que está totalmente pasado de moda, es un liderazgo fundamentado en el poder o reconocimiento otorgado por un tercero que autoriza a la persona a ejercer mando. Esto está bien en el ámbito del ejército pero en las empresas, donde los trabajadores son ya más millenials que otra cosa, pues no es efectivo. Muchos de los líderes que siguen basándose en este “derecho” para el ejercicio de su trabajo, terminan por creerse que son mucho más importantes que los miembros del equipo, alentando a los “subordinados” a desplegar todo su potencial y habilidades al servicio de la empresa, sin parar a preguntarse porqué. Si queremos tener un equipo motivado es imprescindible permitir que cada persona que lo compone sepa cuál es el significado para él de lo que está haciendo, es decir, cuál es el propósito para él o ella más allá del dinero que le reporta. Esta es la única forma de mantener la productividad a lo largo del tiempo.

Un equipo motivado está formado por personas que saben cuál es su propósito, qué sentido tiene para sí mismo lo que está haciendo.
— Emprende a conciencia

Hace unos años, cuando se empezó a discutir sobe si existían o no métodos para escalar un negocio, se habló de las Olas y sobre cómo generarlas. Entre miles de libros sobre scale-up que existen, el que escribieron Mark Turrell y Menno van Dijk en 2014 llamado “Scaling: Small Smart Moves For Outsized Results” proponen una serie de “ventanas” para hacer emerger oportunidades como las Olas o “los marcos que nos facilitaran la liberación de la energía existente en los sistemas” y entre ellos el “poder de la multitud”. Esto de las olas se explica muy bien en el siguiente vídeo TED llamado “How to start a movement” (Como crear un movimiento) de Derek:

¿Es esto una forma de liderazgo?

Yo creo que no. Creo que es oportunismo, causalidad, hacer gracia en un momento concreto, “molar” o algo similar. Yo no digo que estas técnicas no sean interesantes para hacer crecer las ventas por impulso en algún momento, pero no tiene nada que ver con lo que entiendo por liderazgo efectivo. Liderar no es hacer el chorra y no dejo de ver a gente que lo intenta para hacer ruido.

 

Servant leadership o Liderazgo de servicio

En equipos multidisciplinares en donde la gestión es auto compartida, resiliente y muy motivada es necesario una comunicación efectiva. En el ámbito del desarrollo ágil, el formato de liderazgo que se aplica para ello, es el liderazgo compartido o participativo. Este tipo de liderazgo en la metodología Scrum es ejercido por el responsable de producto o Product Owner y tiene un nombre muy concreto: “Servant leadership” o Liderazgo de servicio. Esto viene a expresar la base de este liderazgo: el líder está a servicio de los demás, buscando potenciar la capacidad y el poder del equipo a cada instante. A diferencia del líder de poder o liderazgo autocrático, el líder en Scrum se pone al servicio de los demás, delega en el equipo todo lo que puede delegar y persigue el desarrollo de las demás personas. En Scrum se considera que las personas que realizan en trabajo, están capacitadas para ejercer la auto-gestión, y tomar decisiones adecuadas en el ámbito de su experiencia. Los éxitos del proyecto se alcanzan de forma indirecta centrándose en las necesidades del equipo, y no en la de uno mismo.

Este cambio de comportamiento del líder implica muchas cosas pero sobretodo ejercer la escucha activa, demostrar con hechos una capacidad enorme de empatía y disponer un compromiso férreo en el desarrollo de los demás que tiene alrededor. El Líder Scrum ideal tiene así, la capacidad de trasladar su visión y compartir el poder y la autoridad con los miembros del equipo.

 

Liderazgo y la toma de decisiones

A la gente normal le cuesta tomar decisiones en el momento presente, normalmente se “escaquean”. Hay una parte del cerebro, la corteza pre-frontal cuya misión principal en la vida es la de tomar decisiones. Si lo usamos se fortalece y crece. Tomar decisiones a tiempo es un hábito, y como todas las costumbres sanas, hay que ejercitarla. Los líderes de hoy efectivos, son aquellos que tienen la corteza pre-frontal funcionando todo el tiempo.

Los líderes de hoy efectivos, son aquellos que tienen la corteza pre-frontal funcionando todo el tiempo
— Emprende a conciencia

En su libro “Pensar rápido, pensar despacio” el ganador del Premio Nobel de economía Daniel Kahneman[*2] explica que los humanos disponemos de dos tipos de cerebros. Uno, que denomina el sistema 1, que nos permite tomar rápidamente decisiones de forma automática, y el otro (el sistema 2) se fundamenta en el esfuerzo de la reflexión como medio para operar. Kahneman explica en este libro muchos sesgos de información que se producen al confiar demasiado en el primer sistema, pero éste, asegura, es fuente de muchos pensamientos y acciones adecuadas. Sobre todo cuando el entorno es amable, existe la oportunidad adecuada de practicar la intuición y una retroalimentación rápida e inequívoca para verificar si estamos en la senda adecuada.

Una de las mayores dificultades de VUCA es la cantidad de información que se ha de manejar rápidamente para tomar decisiones. Bajo este contexto, y dada la falta de tiempo, es imposible utilizar el segundo sistema (el racional) para tomar decisiones de forma sistémica. Por lo tanto es imprescindible que tu sistema 1 funcione correctamente, y que seas capaz de transponer la pregunta compleja a otras más accesibles, simplificando el problema y facilitando la respuesta. A esto se le llama aproximación heurística[*3] y no garantiza el éxito, pero sí ser capaz de responder a tiempo.

Podemos decir por lo tanto que el líder VUCA es aquel que, aun sabiendo que la capacidad de su sistema 1 es limitada, la utiliza. Pero además es capaz de detectar las situaciones en las que los errores de este método son probables y hacer el cambio hacia la razón (utilizando el sistema 2) en esos casos.

Un buen líder VUCA es aquél que utiliza la intuición como base para la toma de decisiones, pero sabe aplicar la razón cuando la situación lo requiere.
— Emprende a conciencia

[*2] Daniel Kahneman es un psicólogo que conjuntamente con Vernon Smith ganó el Premio Nobel de economía en 2012 por su por su trabajo sobre la teoría de la perspectiva, publicada en 1979. Su contribución es fundamental a lo que hoy se conoce como Behavior Economics (economía conductual) ya que su trabajo ahonda en el concepto de los “atajos heurísticos” como base de la toma de decisiones en entornos de incertidumbre de las personas.

[*3] Según la RAE, heurística en este contexto es una manera de buscar la solución de un problema mediante métodos no rigurosos, como por tanteo, reglas empíricas, etc.

 Imagen de pixabay

Imagen de pixabay

 

El verdadero liderazgo, el liderazgo basado en valor

Great Leaders are those who trust their gut. They are those who understand the art before the science. They win hearts before minds. They are the ones who start with why.
— Simon sinek. Start with why

Los grandes líderes son aquellos que confían en su estómago. Son esos que entienden el arte antes de la ciencia. Ellos escuchan a su corazón antes que a su mente. Ellos son aquellos que empiezan por “porqué” - Simon Sinek

En mí día a día no dejo de ver a gente estresada, que ha perdido la capacidad de conectar con este sistema 1 y que nunca parece que tome decisiones de forma intuitiva. Y encima, cuanto más colapsado está, es menos es capaz de pensar racionalmente. Parece como si tuviera bloqueada la corteza pre-frontal, y se va introduciendo poco a poco en una espiral de miedo, estrés y decisiones poco acertadas que le alejan cada vez más de un liderazgo adecuado. Es sin duda un círculo vicioso que es necesario parar. Si no lo haces tú, la vida te pone en la situación crítica que necesitas para reaccionar. Yo he estado ahí, y de verdad que no te aconsejo la experiencia, ¡Es una noche del Alma muy larga y muy oscura!

Creo que cuando estamos perdiendo nuestra conexión intuitiva podemos parar a tiempo. a mí me gusta pensar que siempre existe una forma de salir del círculo vicioso del miedo y volver al círculo virtuoso del amor.

En mi caso me ayudó mucho el Yoga. Primero el yoga físico (Hatha Yoga) que es el Yoga de la fuerza, del equilibrio y control de las energías internas. Y después experienciar poco a poco algunos de los demás: Karma yoga o yoga de la acción, Bhakti yoga o yoga del Amor, Raja Yoga (yoga mental o de la meditación) y el finalmente el Gñana Yoga (yoga del discernimiento).

El yoga más difícil, se el Gñana o Jnana yoga que es el yoga del conocimiento[*4]. Pero no del conocimiento intelectual o razonamiento, sino del conocimiento intuitivo (AKA. discernimiento). El trabajo del Jnana yogui es abordar, gracias a las técnicas del yoga, la indagación de sí mismo (de su personalizad, fortalezas, debilidades, ambiciones y necesidades) y potenciar sus habilidades intuitivas. Einstein, Da Vinci o Miguel Ángel trabajaron obsesivamente y en total concentración en lo que hacían. Aunque no sabían nada sobre el yoga, sin saberlo se convirtieron en Jnana yoguis. Y es que cuando eres capaz de eliminar la dispersión de la mente, y dedicarte profusamente a algo, se produce un cambio en la mente que hace que vayas más allá del conocimiento establecido.

El conocimiento no está en ti, somos canales y sólo cuando tienes el enchufe adecuado, encuentras la información adecuada en el momento preciso.
— Emprende a conciencia

Cuando alcanzas un cierto nivel en este yoga eres capaz de observar tus propias percepciones, pensamientos, emociones actitudes y conductas para descubrir así “insights” o ideas valiosas que te permiten alcanzar todo tu potencial.

[*4] El Jnana yoga no es un yoga fácil y es muy recomendable abordarlo junto con otros tipos de yogas tales como el yoga de la devoción (bhakti yoga) o el yoga de la acción (karma yoga). Para más información acerca de cómo el yoga moldea nuestra personalidad y nuestra mente, recomiendo la lectura del libro “Psicología yóguica práctica” del Dr. Rishi Vivekananda.

 

¿Por qué a esto le llamo liderazgo en valor?

La coherencia entre los sentimientos, las emociones, el pensamiento y la acción es lo que hace que dispongas de una actitud que se traslada hacia los demás de tal forma que hace posible les llegue aquello que les quieres transmitir. Esta coherencia hace que te enfrentes con seguridad, autenticidad y tranquilidad a todas las situaciones complejas y por lo tanto hace que lideres con efectividad.

La coherencia entre los sentimientos, las emociones, el pensamiento y la acción, hace que te enfrentes con seguridad, autenticidad y tranquilidad a todas las situaciones complejas y por lo tanto hace que lideres con efectividad
— Emprende a conciencia

Porque cuanto más conectado estás contigo mismo, más valores principales se trasladan a tu hacer diario ya que equilibras y conectas la base del cuerpo (sincronizando los 3 chakras de base) con la mente (activando adecuadamente los chakras superiores) y consigues que el corazón (la inteligencia intuitiva), que se encuentra en el centro del pecho, lidere tu actitud. No quiero entrar en excesivos detalles técnicos sobre el yoga, pero quédate con que en el Chakra del corazón (Anahatha) reside Jivatman, o el alma individual y que por ejemplo en la representación mística de este chakra, entre otros símbolos, se dibuja el antílope negro. Este animal quiere representar la bondad, la certeza, el estado de alerta y la rapidez.

En el chakra anahatha se almacenan los sentimientos, en él se desarrolla la aceptación y el amor incondicional hacia los demás y hacia todas las cosas.
— Danilo Hernandez, libro claves del yoga

Así que, si quieres estar conectado con tu intuición y poder así ejercer un liderazgo verdadero, has de conectar con tu corazón. Ejerce tu propio estilo de liderazgo y no te dejes impresionar por los efectos de los fuegos artificiales de algunos. Conecta contigo mismo y detecta la intuición innata que tienes. Y si puedes, no lo dudes ¡Aprende algo de la ciencia milenaria del yoga!