Mi startup y otros animales

Unicornios, RABBITs, Elefantes, cucarachas… la variopinta cantidad de animales que se utilizan para denominar las startup, me recuerda al libro “mi familia y otros animales” de Gerard Durrell

 Imagen gratuita de pixabay.com

Imagen gratuita de pixabay.com

El mercado de inversión privada del mundo de las startups es apasionante. Cada día salen nuevas noticias sobre las rondas y adquisiciones conseguidas por las startups. Pero ¿Cuáles de ellas realmente valen lo que dicen que valen? ¿Sobrevivirán a la siguiente ronda? O la adquisición ¿habrá valido la pena?

 

Unicornios a la Española

En España por ejemplo startup tales como Zalando, Jobandtalent o Wallapop, empapelan la cuidad de carteles, y nos bombardean con anuncios de televisión gracias a la inversión recibida. 
A veces me pregunto si el mercado está preparado para utilizar estas aplicaciones tanto como nos quieren hacer creer, o sin embargo muchas de estas startup están ejecutando una estrategia de huida hacia adelante, quemando billetes a lo bonzo con tal de alcanzar los KPI’s que les exigen los inversores para mantener su interés en la siguiente ronda. Si esto es así en algún momento estas startups, que no han encontrado realmente el encaje producto - mercado como para invertir tanto en publicidad, tendrán que aceptar una valoración muy por debajo de la anterior. Tal cosa le pasó por ejemplo a la nevera roja, en su compra por parte de Just Eat. Hoy lo venden como un éxito; pero no lo es.

 

Unicornios versus Cucarachas

En EEUU el tema es mucho más exagerado. Ahí hablan de unicornios. Los expertos clasifican a un unicornio como la startup de base tecnológica, que ha alcanzado una valoración en el mercado de 1.000 millones de dólares. Otros dicen que una empresa puede ser considerada un “unicornio”, solamente cuando acapara el 60% de su mercado, o su tamaño es el doble de su principal competidor; sólo entonces existen fundamentos para sobrevivir y ser rentable.

¿Cuántos unicornios hay? Mogollón. Según cbinsights existen casi 180 startups que actualmente se consideran unicornios y que entre todos tienen una valoración acumulada de 646 billones de dólares americanos.

¿En cuánto tiempo un unicornio deja de serlo? Una de las startups que no ha dejado de serlo en ningún momento es airbnb. Resulta que cuando te paras a leer sobre la historia de crecimiento de esta startup, destaca lo que dijo Paul Graham cuando entraron en la aceleradora Ycombinator:

“Seleccionamos a airbnb porque nos demostraron que eran cucarachas capaces de resistir un invierno nuclear”

 

Compórtate una cucaracha, no como un unicornio

La actitud adecuada no es sentirte un unicornio (lo seas o no), sino actuar como una “cucaracha

  • Un unicornio es exclusivo, caro, delicado y sobretodo es el primero que muere

  • Una cucaracha es tenaz, resiliente, rápida, está adaptada al medio y sobreviviría en caso de caer una bomba nuclear

A mí me gusta esta distinción, aunque dado que las cucarachas dan mucho asco, otros prefieren hablar de “rabbits” conejos, ya que el acrónimo RABBIT significa: R – Real, A – Actual, B – Business, B – Building, I – Interesting, T – Tech. RABBITS son empresas que construyen un negocio real basándose en tecnología interesante.

Lo que está claro es que en la medida en la que las startups se financien con los ingresos de sus clientes, y no esperando a obtener una valoración astronómica de los inversores, serán capaces de sobrevivir y convertirse en empresas de verdad.

Forzando a las startups a que dependan en exceso de las rondas de financiación continuas, hace que todo el sistema deje de tener sentido. ¿Quién no ha oído hablar de la burbuja de la inversión? Espero que no pegue un petardazo tan grande como la burbuja inmobiliaria.

Emprender consiste en desarrollar altas capacidades de resiliencia, no importa lo grande que sea la tormenta o lo basto que sea el valle del desierto.

El mercado está diciendo: Basta de unicornios, ¡sé una cucaracha! Aunque definitivamente tenemos que encontrar otro animal que dé menos asco para designar la actitud correcta de una startup…