Técnicas y herramientas para la generación de ideas

 Imagen de pixabay

Imagen de pixabay

Todos somos Seres creativos

La creatividad es la capacidad de imaginar o inventar algo nuevo. Todos somos seres creativos, pero muchos de nosotros hemos olvidado este hábito debido a un exceso de pensamiento racional en la resolución de problemas.
Las mayoría de las personas creativas generan nuevas ideas a partir de la combinación o la modificación de ideas existentes y, sobretodo, son conscientes de que siempre pueden mejorar las ideas.

 

Técnicas de generación de ideas

Existen una serie de técnicas para la generación de nuevas ideas como, por ejemplo:

  1. Extracción de ideas de otras disciplinas. Aplicar una nueva perspectiva de una profesión o disciplina diferente puede estimular nuevos descubrimientos.
  2. Pensar en opuestos.  Pensar en términos de opuestos simultáneos convierte el tema en una paradoja que puede ayudarte a encontrar una analogía útil.
  3. Buscar analogías. Probablemente tienes una serie de áreas de experiencia que infravaloras. Aplica la experiencia que dispones en un campo concreto, a otro campo diametralmente diferente.
  4. Centrarse en lo absurdo. Focalizarse en el absurdo nos ayuda a descubrir nuevas ideas. ¿Qué es lo que la mayoría de la gente de tu especialidad cree que sería imposible?, ¿es así realmente?, ¿o simplemente es complicado?
  5. Reformular la pregunta. Muchas veces no encontramos la solución adecuada a las  preguntas que hacemos porque están formuladas de forma inadecuada. Necesitamos encontrar la pregunta adecuada y sólo después podremos intentar encontrar la respuesta. Replantear una nueva forma de preguntar, genera nuevas ideas que pueden hacer posible encontrar la solución.
  6. Parar de pensar, darse un respiro. Como dice un amigo mío, “vete a la caja de la nada”. Esto es justo la razón de que aumente tu creatividad. Cuando dejas de okupar tu mente en lo cotidiano, dejas espacio a lo nuevo. Corrientes del tipo "mindfulness" promueven la atención plena como fuente de aumento de la creatividad y la innovación. Para parar, las técnicas de meditación pueden ayudarte enormemente, pero también darte un paseo en la naturaleza. La clave está en buscar un poco de paz mental y una desconexión con tus emociones.
 

Otros métodos más formales

Si no tienes clara la idea sobre la que quieres montar un negocio…

Prepara una sesión de creatividad con tu equipo e invita a otras personas expertas en el sector o potenciales consumidores de la idea y que puedan aportar una visión muy valiosa. Selecciona una de las diversas técnicas de ideación comentada y valora los resultados obtenidos. Existen un sinfín de técnicas y herramienta para estimular la creatividad en grupo tales como:

  1. Tormenta de ideas (Brainstorming): Es una técnica de creatividad que fomenta la generación de ideas sobre un tema o problema determinado.  
  2. Mundos Relacionados (Related worlds): Permite descubrir diferentes enfoques gracias a pensar cómo se resolvería un mismo problema en distintos sectores o mundos.
  3. Memoria Futura: Ayuda a visualizar la realidad que quieres atraer a tu vida. Ordena las ideas y te ayuda a establecer los primeros pasos. Parece una tontería, pero funciona..
  4. De lo Imposible a lo Posible (Impossible to Possible): Fomenta la generación de ideas sobre un tema o problema determinado, mediante la visualización de la situación desde diferentes perspectivas provoca la aparición de nuevas alternativas de solución.
  5. Y si...? (Assumption Reversal): permite cuestionar el statu quo (es decir el estado en que se encuentran los hechos en el momento), para conseguir una nueva perspectiva sobre el problema o la necesidad.

 

Tienes más herramientas para proyectos en fase de idea aquí.

 

Design Thinking como proceso creativo ordenado

Si lo que quieres es lleva a cabo un proceso de ideación ordenado, necesitas dar muchos más pasos.
El proceso de creación no es un proceso lineal, sino que conlleva momentos en los que se generan múltiples ideas es decir en los que “se abre el melón” para captar nuevas posibilidades (momentos divergentes), y momentos de síntesis en donde se concreta una idea en algo tangible (momentos convergentes). 
 

En Design Thinking esto se suele pintar como un doble rombo. Este doble rombo representa las diversas etapas del divergentes y convergentes del proceso de diseño (fases de descubrir, definir, desarrollar y ejecutar) como bien explica Dan Nessler en su post “How to rethink the Design process, fail, reflect and iterate”. 
Pero más que un proceso concreto, se podría decir que estas fases son las diferentes actitudes o los modos de pensar que los diseñadores adoptan para llegar a algún punto en su proceso creativo.
Hoy en día el Design Thinking se aplica junto con Lean y otras metodologías útiles. Tienes más información acerca de cómo se combinan en el post "Cómo se aplican las metodologías Design-Thinking, Lean, Agile y Growth Hacking de manera eficiente".

 

Your idea “Sucks”

Es lo que dicen en TechStars a los emprendedores que entran por la puerta. Y es que no hay mercado para la ideas. Las ideas son importantes, pero no suficientes, estas son un punto de partida para empezar a jugar.
Muchos de los emprendedores se enamoran de su idea pero pocos de ellos son capaces de llevarla al mercado. Más que el qué haces, lo que importa es cómo lo haces.

¿Qué es lo que hace diferente a un emprendedor de éxito? La capacidad de reconocer sus errores, tomar decisiones y trabajar en base a un proceso de aprendizaje sistemático hasta conseguir validar el mercado y demostrar tracción.

Si quieres seguir aprendiendo técnicas y herramientas para emprender, suscríbete al blog, o accede a la página de Recursos de emprendeaconciencia.